Guía de “supervivencia”: disfruta alojándote en hostales (infografía)

Veinte. Apenas veinte eran los escalones que me separaban del inicio de esta nueva aventura ¿Y qué son veinte escalones después de meses de espera, de unas ansias incontrolables por desempolvar el pasaporte y adentrarte en lo inesperado (la esencia del viajar)? Exhausta de un largo viaje, horas sin dormir, deshidratada y algo desconcertada por el bullicio de una ciudad que, aunque desconocida pronto haría mía, reúno las pocas fuerzas que me quedan para afrontar la escalinata y descubrir qué me depararía el resto de este primer día de viaje.

Diez. Fueron los segundos que me hicieron falta para saber que aquel lugar, por unos días, sería mi hogar. Esta sensación podría equipararse a la dinámica de las relaciones sentimentales. Piénsalo. Todo comienza por medio de la química, la atracción, un flechazo. Puede que sea una mirada, una sonrisa tímida o “inocentes juegos” los que te hacen “clic”. La chispa que prende la llama. A mi, me bastó una sonrisa, tres frases y una cerveza para prendarme de esas cuatro paredes, de su gente (la que está de paso y la que decidió quedarse), de su habilidad por hacer de cada momento único.

Cero. Es el grado de certeza que tienes de que esta será una estancia perfecta. Que disfrutarás de cada momento, que conocerás a gente de la que no querrás desprenderte, que todo será cordialidad, respeto y buen trato. Y puede que, ante tal incertidumbre, prefieras dejar a un lado los hostales y aferrarte a las estrellas de un hotel. Pero, recuerda que esas estrellas no dan calor ni te brindarán la oportunidad de tejer recuerdos singulares de la mano de desconocidos que, por unos días, considerarás tus mejores amigos.

Hoy, con hambre de vida “backpacker”, comparto con vosotros el resultado de una larga lista de experiencias (buenas y malas, todo hay que decirlo). Una infografía que puede que te ayude a ti, viajero despistado que siempre acaba en lugares “cutres” de los que solo quiere huir; o a ti, que aún te sientes un poco reacia a “bajar de categoría”. No te equivoques. La calidad no tiene por qué estar reñida con los precios económicos. Solo hay que saber escoger (y estar abierto al método “prueba y error”).

infographic

Anuncios

Un comentario en “Guía de “supervivencia”: disfruta alojándote en hostales (infografía)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s